Este blog participa en el concurso de la blogoteca. Si es de tu agrado puedes votarnos aquí.

domingo, 17 de agosto de 2014

LAS IMPORTANTES PROPIEDADES DE LA AVENA

     
      Las propiedades de la avena son únicas ya que es un cereal que contiene 6 de los 8 aminoácidos esenciales para la vida y esto es interesante puesto que la mayoría de los cereales suelen contener solamente dos.
Cruda o cocida, la avena es una gran fuente de nutrientes y de energía. Una porción de avena es capaz de proveer proteínas, minerales, vitaminas (aunque en menor cantidad), fibra soluble, grasa y carbohidratos. 

De todas sus propiedades podemos destacar la importancia de la fibra soluble, la cual ayuda a combatir el estreñimiento, al recubrir al intestino de una capa protectora que facilita el paso de los desechos; ayuda también a evitar el aumento de peso, al provocar la sensación de saciedad;, con la ayuda de los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados.
propiedades de avena
Una de estas fibras solubles– los betaglucanos – son las responsables de equilibrar el nivel de glucosa y de lípidos en la sangre. Otro elemento muy importante son los carbohidratos, pues los que posee la avena tardan más tiempo de lo normal en llegar a la sangre de la persona, propiedad que los hace ideales, especialmente, para los deportistas y los diabéticos
Pero la avena cruda le lleva una amplia ventaja a la avena cocida con respecto a sus propiedades nutritivas. Así, aunque vimos que ambos tipos de avena poseen los mismos nutrientes, la avena cruda es capaz de conservarlos en mayor cantidad.
Al cocinar la avena, no solo se pierde mucho de sus minerales y su fibra, sino que también se pierden muchas de sus enzimas,las cuales ayudan en la digestión y en la eliminación de toxinas del organismo; y se pierden, además, otros elementos como la vitamina B, la vitamina E y el selenio un mineral rico en antioxidantes que previenen el cáncer, el envejecimiento y los problemas cardíacos.
Otra de las importantes propiedades de la avena es que sirve para reconstituir el sistema nervioso y ayuda a reducir los niveles de colesterol.
La avena es  también  muy recomendable para las personas con problemas de corazón, ayuda a protegerlos frente a infartos, reduce la presión arterial y ayuda a la desintoxicación de la sangre.
Ayuda frente a las diarreas, con las úlceras, la gastritis, los problemas hepáticos además de con el estreñimiento.
Su contenido en Calcio y otros elementos lo hace un protector de nuestra dentadura así como para fortalecer los huesos.
En las personas diabéticas reduce el nivel de azúcar en la sangre y se suele tomar en dietas de como máximo 5 días en las que se comen avena y verdura cocida.
La avena también es buena para ayudar al buen estado anímico y mental puesto que el buen contenido en vitamina B1 ayuda al funcionamiento del sistema nervioso.

En los niños, el consumo habitual de avena favorece su desarrollo intelectual y en las mujeres embarazadas o en periodos de lactancia materna ayuda al buen desarrollo del feto y a la producción de la leche materna.
También son conocidas sus propiedades  para tratar el hipotiroidismo puesto que ayuda a la glándula tiroides a realizar bien sus funciones.
Con todo esto la avena también tiene sus efectos secundarios, así que vamos a verlos también:
Si se consume en exceso la avena se pueden producir diarrea, producción excesiva de gases o dolores intestinales o abdominales.
En el caso de padecer problemas como inflamación u obstrucción de la vesícula, oclusión intestinal, colon irritable, colitis ulcerosa o intolerancia alimentaria la avena no está recomendada.
Con todo esto, como complemento en una dieta proteica, las propiedades de la avena lo hacen ser un alimento ideal y en el caso de seguir cualquier otro tipo de alimentación, el consumo de avena es muy recomendable tal como se ha podido comprobar a lo largo del tiempo.

Lo más habitual es consumirla como alimento dulce para desayunos o meriendas, sin embargo también combina bien con lo salado como es el caso de la receta que publicamos a continuación:


Bocaditos horneados de avena y espinacas

Ingredientes: (para 12 unidades)

Avena:   6 cucharadas
Espinacas congeladas:   200 gr
Ajo:   dos dientes
Cebolla:   1 cebolla pequeña
Huevo:   1 unidad
Aceite de oliva virgen:   25 ml
Sal y pimienta:   al gusto


Preparación:
 Descongelar las espinacas y escurrir muy bien.
Calentar en una sartén el aceite (reserve una cucharadita para el horneado de los bocaditos). Añadir el ajo y la cebolla bien picados. Rehogar durante un minuto y añadir las espinacas mezclando bien. Salpimentar y continuar la cocción dos minutos más. Retirar del fuego y triturar hasta obtener un puré sin grumos. Dejar enfriar.
Colocar en un bol el puré de espinacas. Agregar la avena y el huevo batido mezclando bien todos los ingredientes. Volver a salpimentar y dejar reposar unos minutos hasta que la avena se haya ablandado.
Calentar el horno a unos 180 grados. Mientras alcanza la temperatura indicada colocar la preparación en una manga de pastelero con una boquilla grande (en su defecto utilizar una cuchara).


Untar una placa de horno con el aceite restante y con la manga libre de aire formar pequeñas tortitas de unos 3 cm aproximadamente. Hornear hasta que los bocaditos estén dorados por ambos lados (unos 15 min).
Fuentes :Mejorconsalud, saludfacilísimo.com y vitagenes.com


2 comentarios:

  1. Todo esto tendría que ser obligatorio en los colegios, para que los niños se mentalicen de lo que es una buena alimetación.

    ResponderEliminar
  2. Acabo de hacerlas y están estupendos. Gracias

    ResponderEliminar