Este blog participa en el concurso de la blogoteca. Si es de tu agrado puedes votarnos aquí.

domingo, 21 de julio de 2013

FLOR DE SAÚCO; REMEDIOS Y RECETAS

    Las pequeñas flores blancas del saúco aportan aroma y sabor a gran cantidad de recetas dulces y saladas. Además se pueden preparar con ellas remedios caseros para diferentes dolencias y enfermedades.

     El arbusto (Sacumbus nigra L.) pertenece a la familia de las caprifoliáceas. Puede llegar a convertirse en arbolito de hasta 10 metros de altura.   
     Sus tallos son leñosos de color marrón grisáceo, y sus hojas son compuestas con foliolos ovales y dentados. Las flores suelen estar muy agrupadas en inflorescencias muy aplanadas con frutos agrupados en racimos colgantes de color negro cuando están maduros.
   El saúco es uno de los árboles con más potencial mágico en la cultura europea.
       En la cultura cristiana ha sido considerado como el árbol de la pena y de la muerte, ya que éste fue el árbol en el que se colgó Judas, y los leños de la cruz de Jesucristo estaban hechos de saúco.

      Del sauco se utilizan tanto su corteza, como las bayas, las hojas y las flores. (No debe confundirse con su ariente el sauquillo o yezgo, cuyos frutos son tóxicos.)
    Todas estas partes de este peculiar arbusto poseen  propiedades beneficiosas para la salud, aunque en la actualidad se suelen emplear sobretodo las flores.
    Algunas de sus propiedades son: sudoríficas, laxantes, purgantes, diuréticas, antiinflamatorias, antivirales, antiespasmódicas, antisépticas, bactericidas, astringentes y sedantes.


Características de las flores


    Las pequeñas flores blancas de saúco contienen abundantes sales minerales, flavonoides, rutina, mucina y taninos, además de un alto contenido de ácidos orgánicos y calcio que les confieren propiedades depurativas y diuréticas.
     Se recogen de mayo a julio, se extienden en un lugar abrigado para que se desprendan de los pedúnculos y se dejan secar. Las hojas se recogen jóvenes y se secan al aire.

Cómo se conserva.

        La flor de saúco es bastante frágil y difícil de conservar por lo que debe usarse al momento. Si nos sobran algunos pétalos, podemos conservarlos durante unos pocos días en la nevera introduciéndolos en un recipiente bien tapado.
 
Remedios medicinales con flor de saúco:

   Se emplean habitualmente en forma de infusión para tratar resfriados, gripes, enfriamientos, catarros y también se puede tomar como medida preventiva de estas afecciones.

    En forma de compresa se emplea para tratar afecciones de la piel, como eccemas y otras dermatosis también hay autores que la recomiendan para aliviar las hemorroides y para las quemaduras leves. 
      La infusión de flores se prepara con dos cucharaditas llenas de flores frescas o secas en ¼ litro de agua hirviendo. Se deja reposar unos minutos y se toma tres veces al día.
   La infusión de las hojas tiene propiedades parecidas, pero su olor no es demasiado agradable. Se prepara de forma similar, con dos cucharaditas rasas de hojas.

  Para la conjuntivitis, además de emplear compresas también podemos realizar lavados de ojos con la infusión de las flores.

  Alergia:
   La cocción de flor de saúco combate los picores,enrojecimientos e inflamaciones de la piel provocados a menudo por las alergias. Para ello, hervimos medio litro de agua y cuando rompa a hervir añadimos 3 cucharadas de flor de saúco y la dejamos reposar durante 1 minuto. Los vapores de esta infusión alivian la congestión nasal, pero sobre todo se debe aplicar, aún caliente, con un algodón humedecido sobre las áreas de la piel donde han salido los picores de la alergía y la irritación desaparecerá al instante.
 
  Candidiasis:
  Añadir una cucharada de flor de saúco a una taza de agua hirviendo. Tomar esta infusión dos veces al día.
Este remedio resulta muy efectivo tanto para la candidiasis bucal como para la vaginal.
   Dolor de muelas:
   Realizar un enjuague bucal con infusión de saúco, una pizca de pimienta y sal y 1/3 taza de vino.
   Dejar de fumar:
   Por último, hay quien recomienda los cigarrillos hechos con hojas secas de saúco para dejar de fumar.

El sáuco como comestible

   Los frutos y las flores de saúco son comestibles. Los primeros se pueden preparar en zumos, mermeladas, jaleas, salsas, sopas, etc. Deben de consumirse siempre maduros, pues cuando verdes son tóxicos. También las semillas, aún bien maduras, son indigestas, por lo que conviene no abusar del fruto en crudo. Al cocinarlo se vuelve inocuo.
   En la obra de Manuel Durruti “Frutos silvestres comestibles y venenosos” Ed. Everest se nos muestra las siguientes recetas:

SOPA DE SAÚCO

Ingredientes:

800 gr. de frutos de saúco,
azúcar,
3 manzanas
harina.

Preparación:

 Las bayas de saúco se cuecen en la menor agua posible. Una vez cocidos se añade agua hasta obtener el sabor deseado. Se filtra, se le añade azúcar y se hierve a fuego lento removiendo. Se añaden las manzanas en trocitos. Se deja unos minutos hasta que la manzana esté entrecocida. Se retira del fuego y se añade removiendo la harina hasta obtener la consistencia deseada.

SAMBUCAS
(flores de saúco empanadas con pasta de buñuelos)

   Ingredientes:

125gr de Harina (Integral mejor) + 3 Huevos + Miel + Agua + Sal + una ensaladera de flores de
Saúco.
  Preparación:

   Se mezclan los ingredientes formando una masa mas bien liquida dónde se introducen las flores cogiéndolas por el rabito (que no habremos cortado), éstas se meten en aceite vegetal muy caliente hasta que estén doradas (apenas unos segundos mientras preparas la siguiente flor).
   Servir Caliente.
   Los Gurmets le añaden Vino a la mezcla o Canela.

Bebidas

   Con las bayas de saúco se pueden preparar zumos simplemente prensando los frutos con un paño limpio. También se pueden preparar licores. Manuel Durriti nos enseña como hacer licor de saúco:

Ingredientes:


1,5 Kg. de bayas de saúco,
¾ de litro de aguardiente o coñac u otro licor,
 750gr de azúcar,
 4 clavos de especia,
1 barrita de canela en rama.
                                                         Preparación:

   Se echan las bayas en una botella de cuello ancho y se cubren con el aguardiente, se tapa y se deja reposar 6 semanas. Se cuela y se prensan los frutos para obtener todo el jugo, al cual se le añade, en una cacerola, el azúcar, los clavos y la canela. Se hierve a fuego lento durante 15 minutos. Se llenan las botellas y se deja reposar unas semanas antes de tomarlo.

   Las flores de saúco también se han empleado para hacer licores y aromatizar vinos.

Otros usos y curiosidades

  Como hemos dicho, el hombre se ha valido del saúco desde la edad de piedra, como alimento, medicina, en ritos religiosos y mágicos, como planta de jardín, para fabricar silbatos valiéndose de su madera hueca, etc.

   Las hojas quemadas se han empleado como insecticida y la infusión de las hojas se empleó como
repelente de mosquitos y, rociada sobre las plantas, para protegerlas de pulgones y orugas.

   La madera de saúco es frágil y ligera, no es un buen combustible.


Fuentes: El molinuco y la web vivelanaturaleza.com


4 comentarios:

  1. hola... tengo dusas sobre las especies de sauco en colombia ya que no he visto los frutos maduros... siempre estan blancos o amatrillos, nunca rojos o negros!

    ResponderEliminar
  2. Hola, buenas noches. Buscando información de cómo preparar las flores de saúco en la cocina, y de sus propiedades, os encontré. Deciros que fuisteis mi inspiración, así que comparto con vosotros mi nueva receta. Un abrazo y seguir compartiendo cosas tan maravillosas como estas.
    Espero que os guste. Me sorprendió sobre todo su sabor anisado. Muy, muy suave.
    https://www.facebook.com/notes/judit-garc%C3%ADa/creps-de-flores-de-sa%C3%BAco/781792515194948

    ResponderEliminar
  3. no consigo sauco en argentina con que hierba lo puedo suplantar es para uso cosmetico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sauco en la Argentina lo podés conseguir en la patagonia, es un arbusto común de la zona. En las chacras de El Bolsón, en Bariloche etc.

      Eliminar