Este blog participa en el concurso de la blogoteca. Si es de tu agrado puedes votarnos aquí.

jueves, 12 de diciembre de 2013

LA VITAMINA D Y EL CÁNCER DE VEJIGA

      
     
    La vitamina D, calciferol o antirraquítica es un heterolípido insaponificable del grupo de los esteroides. Se le llama también vitamina antirraquítica ya que su déficit provoca raquitismo. Es una provitamina soluble en grasas y se puede obtener de dos maneras:
  • Mediante la ingestión de alimentos que contengan esta vitamina, por ejemplo: el pescado azul y el huevo.
  • Por la transformación del colesterol o del ergosterol (propio de los vegetales) por la exposición a los rayos solares UV.
     Se estima que 1000 IU diarias es la cantidad de vitamina D suficiente para un individuo sano adulto ya sea hombre o mujer.
     El cáncer de vejiga representa un grave problema de salud pública en muchos países, especialmente en España, donde se registran 11.200 nuevos casos cada año, uno de los mayores índices de incidencia en todo el mundo. De hecho, es el cuarto tipo de tumor más frecuente entre los varones en España, después de los de próstata, pulmón y colorrectal.
      Niveles altos de vitamina D se asocian a un menor riesgo de desarrollar cáncer de vejiga, según las conclusiones un trabajo multidisciplinar que han coordinado biólogos moleculares y epidemiólogos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), y cuyas conclusiones publica el Journal of the National Cancer Institute (JNCI).

     Los autores de este trabajo, Núria Malats y Francisco X. Real, ambos del CNIO, tomaron muestras de sangre de más de 2.000 individuos, entre pacientes con cáncer de vejiga y sujetos controles (libres de la enfermedad), procedentes de 18 hospitales españoles, lo que representa el mayor estudio en este ámbito realizado hasta la fecha.
     Se trata del mayor estudio realizado hasta la fecha sobre vitamina D y cáncer de vejiga
    “Hemos visto que aquellos sujetos con niveles más altos de 25(OH)D3, una forma estable de vitamina D en sangre, son los que presentaban un menor riesgo de padecer cáncer de vejiga. Estos resultados indican que niveles altos de esta vitamina se asocian a una protección de la enfermedad, o lo que es lo mismo, niveles bajos se asocian a un aumento del riesgo de padecerla”, resume Núria Malats, una de los autores.
    " Hemos demostrado, mediante análisis moleculares in vitro, que la vitamina D actúa regulando la expresión de una proteína que participa en el desarrollo del cáncer de vejiga, la proteína FGFR3”, añade Francisco X. Real, otro de los autores.
      Según el estudio, este efecto protector es más evidente en aquellos pacientes con cánceres más agresivos. “Observamos que niveles altos de vitamina D disminuyen, sobre todo, el riesgo de desarrollar cáncer de vejiga invasivo y con bajos niveles de FGFR3; es decir, aquellos cánceres con mayor probabilidad de metastatizar”, precisa André FS Amaral, primer autor del estudio.

      Los resultados de esta investigación sugieren que un incremento en la ingesta de esta vitamina, mediante dieta o suplementos, o a través de un incremento controlado en la exposición solar, puede ser beneficioso para el paciente en términos de prevención y tratamiento.
     
    
FUENTES DE VITAMINA D

      Aunque también puede obtenerse de algunos alimentos, la fuente principal de vitamina D que tiene nuestro organismo es el sol. La vitamina D se produce de forma natural por el cuerpo humano cuando se expone a la luz solar directa.
      

Algunos de los pescados con mayor cantidad de vitamina D son:            

El bagre o pez gato, es el alimento con más cantidad de vitamina D. 85 gramos de este pescado proporcionan 425 UI, un 112,5% de la cantidad diaria recomendada de vitamina D en un adulto.
El salmón asado o cocido contiene 360 UI de vitamina D por cada 100 gramos. Tan sólo 100 gramos de salmón proporcionan el 90% de la cantidad necesaria de vitamina D al día. No se debe abusar de este pescado ya que 100 gramos tienen 230 calorías.
La caballa cocida tiene una alta cantidad de vitamina D ya que cada 100 gramos de este pescado contienen 345 UI, casi el 90% de la cantidad que se recomienda tomar a dirario.
Las sardinas enlatadas en aceite so otro pescado que tiene mucha vitamina D. Escurridas, 50 gramos de sardinas contienen 250 UI de esta vitamina, esto es el 70% de la cantidad diaria recomendada.
El atún, enlatado en aceite también es un alimento alto en vitamina D. 85 gramos de este pescado contienen, 200 UI. Con esta cantidad, 85 gramos de este alimento nos aporta la mitad de las necesidades diarias de vitamina d que tiene nuestro organismo.
La anguila cocida es otro de los pescados ricos en vitamina D. 100 gramos de este alimento contienen 200 UI de esta vitamina. Esta cantidad es el 50% de la cantidad diaria recomendada de vitamina D.

LACTEOS Y OTROS ALIMENTOS CON VITAMINA D

  • Quesos
  • Leche de origen animal o de soja  ( si es fortificada con vitamina D)
  • -Yogurt: Muchos yogures tienen aportes adicionales de vitamina D. Algunos yogures de sabores de frutas, por ejemplo, tienen alrededor de 80 UI por cada 100 gramos
  • Manteca, mantequilla 
  •  Setas: Los hongos o setas aportan cerca de 2700 UI por ración (aprox. 3 onzas o ½ taza) de vitamina D2, si fueron expuestos 5 minutos a rayos UVB antes de ser cosechados,18 y aunque es importante destacar que ésta es una de las pocas fuentes naturales de vitamina D para los vegetarianos, la exposición solar en horarios adecuados podría complementar su síntesis en personas que lleven este tipo de dieta.
  • Huevos (yema)
       En los casos concretos de las vitaminas D2 y D3 se  pueden encontrar de forma natural en algunos alimentos, pero aportando cantidades limitadas, siendo mucho mayor el aporte producido por la piel al exponerse a rayos ultravioleta UVB.


ADVERTENCIA:

    Es importante tener en cuenta que cuando los niveles de vitamina D sobrepasaron cierto límite puede crear un riesgo de problemas cardíacos.
   "Aunque  la vitamina D es importante para la salud cardíaca, sobre todo si se tiene deficiencia de este nutriente, ya que reduce la inflamación cardiovascular y la ateroesclerosis, y también la mortalidad, pero parece que en algún momento el exceso se convierte en algo malo". Expuso el Dr. Muhammad Amer, profesor de Medicina Interna en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins en un estudio reciente que realizó al respecto.
La recomendación, antes de tomar esta vitamina como suplemento, es consultar con un profesional de la salud, y no consumirlos sin control. 

Fuentes:                                                                                                                              www.agenciasinc.es/                                                                                                                        /
www.zonadiet.com/nutricion/vit-d.htm

Referencia bibliográfica:

André FS Amaral, Marinela Méndez-­‐Pertuz, Alberto Muñoz, Debra T Silverman, Yves Allory, Manolis Kogevinas, Josep Lloreta, Nathaniel Rothman, Alfredo Carrato, Manuel Rivas del Fresno, Francisco X Real, Núria Malats. “Plasma 25-­‐hydroxyvitamin D3 and bladder cancer risk according to tumor stage and FGFR3 status”. Journal of National Cancer Institute (2012). doi: 10.1093/jnci/djs444.

1 comentario: