Este blog participa en el concurso de la blogoteca. Si es de tu agrado puedes votarnos aquí.

martes, 11 de marzo de 2014

ÁRBOLES QUE PROTEGEN ¿CÓMO CAPTAR SU ENERGÍA?

       Cuando en ocasiones nos sentimos con poca energía  podemos buscar la fuerza de los árboles para mitigar el dolor de una enfermedad, para superar las preocupaciones o simplemente para conseguir alcanzar nuestro propio equilibrio.


      Este intercambio energético no afecta negativamente al árbol, ya que este las transmite a la Madre Tierra y esta las transmuta completamente.
      Existen cada vez más personas que han comprobado los beneficios de abrazar los árboles. Al contrario que con las personas que al abrazarlas podemos notar pérdidas de energía debido a factores emocionales, con un árbol siempre notaremos que nos carga, nunca que nos descarga. 

      El árbol al igual que las personas, constantemente, está emitiendo vibraciones energéticas.
      Para poder absorber su energía y beneficiarnos de sus efectos, solamente hace falta ser conscientes de ello, respetarlos y  aprender a observarlos en su verdadera dimensión, como los seres vivos que son.  


   
     Buddha se iluminó bajo una higuera. Jesús estuvo en el monte de los olivos. A los cátaros les gustaban las acacias. Los Druidas preferían la fuerza masculina del roble para usar su sabiduría. Los jóvenes enamorados buscaban el tilo para confiar sus intimidades amorosas porque representaba el vigor de Venus. Incluso científicos alcanzaron su inspiración sentados bajo un árbol como le ocurrió a Isaac Newton cuando cayó la manzana... 

     Para hacernos receptores de este tesoro gratuito que nos regala la naturaleza, simplemente 
bastará con penetrar en su radio de acción al pasear por un bosque.
         En la práctica esto lo podemos hacer de dos formas:

A TRAVÉS DE LA EMANACIÓN ÁURICA DEL ÁRBOL

 1.- Camina entre los árboles y escoge alguno que te llame la atención.

2.- Acércate a él, obsérvalo y capta su energía, no trates de analizarlo mentalmente o de establecer un vínculo emocional. Sólo nota su tono vibratorio.

3.- Tócalo al mismo tiempo que cierras los ojos, con tu mano izquierda. Reconoce su fuerza y su influencia en el entorno. Observa si es un árbol solitario o un pastor de árboles que tiene influencia sobre el colectivo.Capta si su energía es curativa, o si es protectora y amorosa, o si es sabia, o si es imponente en todo ese territorio o de cualquier otro tipo. Acepta esa energía sin más y pregúntate si deseas recargarte a ti mismo con esa fuerza.

4.- Establece contacto con la energía del árbol mediante tu corazón energético. Vacía tu ruido interno, fluye en el amor y escucha al árbol. Capta su espíritu. Preséntate con tu nombre y entra en un espacio donde la comunicación es energética y no sonora. Puedes pedir consejo sobre cualquier situación que necesites, cargarte de energía, relajarte o aceptar su sabiduría.


5.- Escucha la en tu corazón, da las gracias, levántate y despídete poniendo tu mano derecha sobre su tronco. 
  
EN CONTACTO DIRECTO CON EL ÁRBOL 

      Acércate  a un árbol que puedas visitar siempre, por su cercanía a tu lugar de residencia, y establece una relación íntima con él.  Abrázalo, acarícialo, siéntate a su lado...
     Utilizando las manos:A través de ellas podemos realizar una captación más consciente, son una zona muy sensible a la emisión y captación vibratoria ya que en la palma existen varios puntos de entrada y salida de energía. La posición más conveniente es la de seguir las grietas o fisuras de la corteza en el sentido que las presenta el árbol.

      Utilizando la espalda:La parte central de la espalda, recorriendo la columna vertebral, se encuentra el canal energético principal del cuerpo. Apoyando esta zona en el tronco del árbol absorberemos la energía que emana.
      En las técnicas orientales, como el chi-kung, hay una postura que se llama "abrazar el árbol". Esta posición estática alinea todos los huesos del modo más eficaz posible.


CAMPO ENÉRGETICO VEGETAL
 También es  posible crear un campo energético vegetal, que sea protector, alrededor de las viviendas. Plantar ciertos árboles, estratégicamente distribuidos, puede crear la protección necesaria, pues entre sus campos magnéticos existe interrelación.

Por ejemplo:

Ambay: entrelaza la red de energías que se
crea en las áreas por los diferentes árboles.

Araucaria (sinónimo popular: pino del
Paraná, pehuén): estimula la alineación
vertical de energías en los seres y en las áreas.

Bambú gigante: crea un campo de protección
espiritual individual y grupal.


Capoeira-branca (sinónimo popular: cavitinga):
construye un filtro energético protector,
solar y vibratorio, alrededor de las
personas y en pequeñas áreas.


Cedro (sinónimo popular: cedro colorado):
produce un núcleo que sutiliza la vibración
y las energías.

Copaiba (sinónimos populares: copayero,
bálsamo de copaiba): transmuta el elemento
aire, crea una campana de protección
en las áreas.

Coquito (sinónimo popular: cocotero nativo):
desenvuelve una energía regeneradora,
protectora y fortalecedora.




Higuera silvestre: alinea y eleva las energías.


Jacarandá: forma un “terafín” (núcleo de
irradiación y de vitalización) vegetal.


Lapacho amarillo: desenvuelve una energía
que transmuta el elemento tierra.


Mango: introduce un elemento de ascensión
vertical y de vitalización cósmico-solar en el
suelo.

Palo borracho: eleva la vibración de las
áreas, las protege.

Sangre de Dragón (sinónimos populares:
urucurana, sangre de agua): su irradiación
transmuta el elemento líquido.

Sansão-do-campo: construye una barrera
protectora, material y sutil.

Tarumã (sinónimo popular: cinco hojas):
genera un poderoso núcleo de transmutación
psíquica en las áreas.


EN RESUMEN...
        La generosidad de los árboles es asombrosa, siempre están ahí limpiando el aire que respiramos, regenerando el oxígeno, dándonos gratuitamente de sus frutos y ofreciéndonos el frescor del cobijo de su sombra. 

        No desaprovechemos esa energía que tan amorosamente nos brindan los árboles y rodeémonos de ellos, seamos sus amigos...
        Quizás incluso podamos llegar a sentir su respuesta, de tal modo que cuando nos acerquemos seamos capaces de captar que el árbol se alegra como un niño y como agradecimiento aliviará nuestras tristezas tan sólo con la fuerza protectora de su presencia.

     Quizás entonces podamos comprender que somos seres interdependientes y  que esa interdependencia no es otra cosa que el Amor...



Fuente: Diferentes páginas de internet.

10 comentarios:

  1. Muy interesante, a poner en práctica

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante el artículo, pero no encuentro donde quitar la música del blog, deberías poner un botón visible.
    Gracias adoro los árboles

    ResponderEliminar
  3. Curso la magia de los arboles.
    Enseñanza tradicional e iniciatica.
    Certificado de estudios.
    Informacion; tonimarti64@hotmail.com

    ResponderEliminar
  4. Hola a todxs! Ayer por la noche me acerqué a un árbol y comencé a tener contacto con él. En su tronco pude vislumbrar un rostro... aún no sé si conocido o no. Es un olivo, y me gustaría saber qué potencial tiene éste, ya que no encontré nada relacionado con èl. Si alguien me puede dar alguna pista, le agradezco de antemano. Precioso blog y musica. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. es una eneñanza muy buena esto de las energias de los arboles ...excelente musica tambien ...me gustaria saber acerca del pino sauce y el cipres .... gracias

    ResponderEliminar
  8. Excelente articulo, conozco poco de arboles solo se que algunos me llaman, siento como si me invitaran a convivir con ellos, he captado el mensaje que envian. Gracias

    ResponderEliminar
  9. Hermoso artículo , gracias por acercarnos a la naturaleza!

    ResponderEliminar