Este blog participa en el concurso de la blogoteca. Si es de tu agrado puedes votarnos aquí.

lunes, 17 de marzo de 2014

¿QUÉ ES EL AURA O BIOENERGÍA HUMANA?

     
    La Bioenergía es uno de los muchos términos empleados para describir el campo de energía que envuelve a todo ser viviente. A lo largo del tiempo muchas culturas de distintas partes del mundo han identificado y reconocido una energía no física. Los yoguis de la India la llaman prana, los acupuntores chinos la conocen como chi y hoy en día en física se refieren a ella como el aura. Otras expresiones que se emplean con frecuencia para describir este tipo de energía son: energía inmanente, energía sutil, energía vital, energía magnética y energía universal.
    Para entender mejor la bioenergía , publicamos a continuación una entrevista realizada a una investigadora de campos electromagnéticos,  la doctora Valerie Hunt,  en la cual nos habla de su particular visión de "eso" que rodea a los cuerpos y que ella denomina bioenergía.
     Hace 82 años cuando USA entraba en la 1ª guerra mundial, una niña de 8 años de una granja de Indiana sufrió dos experiencias cercanas de muerte en rápida sucesión, el trauma la llevo a permanecer en un estado alterado de conciencia durante seis meses. No podía alimentarse sin ayuda, su familia había perdido la esperanza de que viviera.
    Sin embargo, cuando su conciencia volvió a la tierra, recobro la salud. Con el correr del tiempo, empezó a leer textos universitarios y se convirtió en una erudita en su campo, enseño en las universidades de Columbia y de Iowa, y desde 1947 en la de California donde hoy es profesora emérita del departamento de Ciencias Fisiológicas. Con cuarenta años de carrera, La doctora Valerie Hunt ha llegado a ser la principal autoridad científica mundial sobre un fenómeno del que se ha hablado durante muchos siglos, pero que nunca fue medido científicamente : el aura humana.


   A fines de la década de los 60, la Dra. Hunt empezó a medir el aura de la gente, ella lo llama bioenergía humana, y encontró que contiene información relacionada con las condiciones y enfermedades fisiológicas, emocionales y del nivel consciente de una persona.
    Ha escrito varios libros, entre ellos Mind mastery meditations, infinite Mind: The science of human vibrations, Naibu, a spiritual universe, etc. Hunt hablo con Don Wood de la revista Magical Blend en su consultorio a sur de California.


"¿Qué es la bioenergía humana?


   La bioenergía se crea cuando la energía eléctrica de los átomos del cuerpo se comunica con la del mundo exterior, afectándose recíprocamente. La clave esta en esa transacción, por ejemplo si ponemos gente en una habitación y eliminamos la energía electromagnética la energía del cuerpo enloquece y se producen grandes perturbaciones emocionales, los órganos individuales tienen campos pero los registros de los órganos están en la porción baja, magnética, del espectro electromagnético, y no en la parte alta, que es eléctrica. La frecuencia mas alta que se ha registrado para un órgano es de 150 ciclos por segundo (cps).

    El campo bioenergético humano empieza a los 400 cps aproximadamente y llega hasta un millón.


¿La bioenergía es lo mismo que el aura?


   Sí, es lo mismo, Sin embargo, no la llamo así porque ha habido tantas exageraciones y mentiras respecto del aura, tanta confusión... pero existe.


¿Qué aplicación práctica tiene saber que el aura existe?


       La bioenergía abarca a todo el ser humano: la salud, las emociones, el aprendizaje, la creatividad, lo que usted quiera. Es el campo desde donde primero tiene que venir toda la información, antes de llegar a los sentidos. Dentro de cincuenta o cien años, la base de toda educación será a través de ese campo, y no sólo a través del intelecto y de los sentidos. La bioenergía es la frontera de la salud humana. Cuando en este campo hay perturbaciones, tarde o temprano se manifestarán en el cuerpo humano. Pero los campos varían en términos de fuerza. En el campo de un fumador, por ejemplo, cuanto mas fuerte sea el campo más podrá soportar los efectos tóxicos del tabaco.

        La bioenergía ayuda a regenerar los miembros, yo misma lo he visto. Porque aun cuando un miembro pueda no estar más, el patrón de energía del campo permanece durante un tiempo. Este es el fenómeno del llamado «miembro fantasma». Si el campo energético todavía está allí, y uno lo siente, dentro del patrón de energía uno tendrá tejidos que crecerán de nuevo. Algunos médicos ahora dicen que podremos incluso hacer que vuelva a crecer el corazón, de modo que no necesitaremos trasplantes, aunque aún no hemos llegado a ese punto.


¿Qué diferencias hay en la bioenergía entre una persona y otra?


      En algunas alcanzó a registrar 100.000 ciclos por segundo, que es lo más alto a lo que pueden llegar. Otras llegan a 250.000 cps, y aun siguen subiendo, pero necesitaría mejores instrumentos para medirlas. 

      Algunas personas tienen toda la gama de frecuencias y pueden utilizar cualquier escala que necesiten. Eso se llama salud. Si hacen algo físico, tendrán más frecuencias bajas. Si hacen algo intelectual, tendrán más frecuencias de la parte media de la escala. Si hacen algo místico y espiritual, tendrán más frecuencias altas. Pero no están encerradas en ninguna de ellas. Uno se encuentra en problemas cuando se queda encerrado en una escala de frecuencia y amplitud en particular.


Usted empezó su carrera como una neurofisióloga tradicional. ¿Cómo se sintió al empezar a explorar la bioenergía y ver que cambiaba su visión del mundo?


       De niña era una mística, pero lo bloqueé, simplemente porque era demasiado difícil.
       El mundo no estaba preparado para mi intuición, así como el hecho de que me atreviera a ver otras cosas. Como neurofisióloga había sido entrenada con los procedimientos estándar, y sabia todo lo que había que saber sobre el cerebro y los músculos. Creíamos que lo sabíamos todo. Entonces encontré a un sanador de aura que me ayudó a devolverle la vida a un músculo enfermo de polio, algo que, en esa época yo creía imposible; esto hace cerca de treinta años. 
    Realmente tuve una conmoción cuando apareció el rolfing y fui testigo de cambios en el rendimiento que no podía describir fisiológicamente. 
      Luego, estudie a bailarines que se ponían en trance, y descubrí algo que nunca había visto antes: un campo de energía. Fue en la primera conferencia sobre acupuntura en la Universidad de Stanford cuando, por primera vez, me di cuenta de que probablemente se trataba de ese campo de energía que yo estaba explorando. Intelectualmente, pasé por una gran lucha interior para poder decir que si bien la fisiología y la neurología son muy importantes, no son la respuesta.


¿Qué le dijeron en la Universidad de California sobre esto?


       Me llamaron y me preguntaron: «¿Qué hace usted en su laboratorio?» Respondí: «Trabajo en la frontera del conocimiento humano y quiero que ustedes me protejan». Y así lo hicieron, siempre.


¿Cuál es el futuro de la bioenergía? ¿Cómo puede seguir desarrollando su descubrimiento la ciencia?

  Debemos hacer tres cosas.

   Primero, establecer un banco de datos del campo de energía de la gente a medida que crece, desde la infancia hasta la edad adulta.
 Segundo, debemos hacer un inventario de los campos de energía de las enfermedades -o sea, tenemos que estudiar lo que sucede con el campo cuando la gente es tratada mediante la imposición de manos (como el reiki), el tai chi, instrumentos eléctricos, etc.-. 
Tercero, debemos estudiar los campos de la persona que intervienen en el tratamiento. Después de todo eso, finalmente, podremos hacer lo que la medicina nunca pudo, o sea, decir: «aquí está el mejor tratamiento y la mejor atención médica para esta persona con esta enfermedad, basados en todas las energías involucradas».

Será algo altamente específico y no existe hoy nada en la medicina que vaya tan lejos.


Un trabajo del doctor Larry Dossey afirma que el uso de la plegaria como medicina es muy prometedor. ¿Cómo se relaciona la plegaria con el campo bioenergético?

    La plegaria hace que el cuerpo enfermo de la persona entre en niveles de vibración más elevados, de modo que su campo se vuelve más poderoso y coherente. Si se identifica con precisión adónde va la energía de la plegaria, y el campo de esa persona es receptivo a esta clase de energía, en cierto nivel se tendrá una curación instantánea.
     La plegaria de una persona no se puede comparar en absoluto con la de toda una iglesia, o con la de una terapia grupal. Cuando usted tiene a toda una iglesia rezando, tendrá frecuencias más altas y una mayor amplitud. Es la misma diferencia que existe entre una pequeña tormenta de viento y un gran huracán.

      Toda la información se encuentra en el campo. La mente puede descifrarla igual que un televisor decodifica las señales audiovisuales. La mente es el decodificador mas grande del mundo, si la dejamos decodificar y no nos confundimos con nuestra basura emocional. Lo más importante que estamos descubriendo sobre el origen de la anticoherencia en los campos es que está relacionado con las emociones. Las emociones organizan el campo, de modo que las emociones destructivas y disociadoras lo organizarán destructivamente.


¿No es esto un salto muy grande, viniendo del trabajo más científico que hace usted?


     No, no lo es. Lo que digo es que cuando los campos de una persona son coherentes y su espectro es completo, ella tiene la capacidad de comprender información que no proviene de los sentidos. La información proviene del campo y el campo es información. Es un sentido más elevado que el cerebro. Y si una persona alcanza esa etapa con firmeza, puede hacer exactamente lo que yo hago.


¿Cuál es el mensaje principal de su libro Mi'nd Mastery Meditations?
   La mayoría de los libros de meditación están para hacemos la vida un poquito más fácil, o para libramos del dolor. Este libro no. Este libro dice: «Si usted es dueño de su mente, puede cambiar las cosas y alcanzar su potencial más elevado». Enseña esto paso a paso.
Las sociedades, o ciertos períodos de la historia humana, ¿tienen también sus campos característicos?


     Sí. Los campos tienen que ver con la manera en que la gente de ciertas culturas maneja sus emociones, En nuestra cultura la mayoría de los campos están muy reprimidos, porque no somos muy libres en lo emocional. Hay culturas que fluyen con su entorno mucho mejor que la nuestra, como las orientales o las del sur del Pacífico. No logran lo que logramos nosotros en otros aspectos, pero sí tienen vibraciones mas elevadas, y nosotros necesitamos eso. Aunque la agresividad de las culturas industrializadas es importante, la hemos exagerado y llevado demasiado lejos.

Pero estamos cambiando. Puedo verlo cuando testeo los campos de la gente, ya que ahora se necesitan menos personas para crear un espectro completo. Creo que estamos viviendo un gran momento"


Fuente: buenasiembra.com.ar/salud/terapias-alternativas/aura-bioenergía 




La interacción con las bioenergías de otras personas y de los ambientes que nos rodean


       Nuestro campo energético (aura) no es estático. Está constantemente absorbiendo y exteriorizando energías en un proceso de intercambio con otros seres vivos así como con el entorno. Un ejemplo de ello que todos reconocemos es cuando nuestra disposición física, psicológica y mental cambia como consecuencia de entrar en contacto con otra persona.

        Otro ejemplo que ilustra fácilmente la disposición fluida de nuestro campo energético (aura) es cuando intercambiamos energías con la Naturaleza. ¿Ha observado alguna vez que cuando una persona mira o toca una planta de un cierto modo, se marchita? Esto se debe a que las bioenergías de algunas personas son intrínsicamente negativas de manera que cuando tocan una planta le drenan toda la energía y se pone enferma.
        En el otro extremo tendríamos aquellas personas que tienen “guante verde ” con las plantas. El “guante verde” es un fenómeno comprobado que se relaciona directamente con un tipo de bioenergía personal (o aura /energía de chakra) que es agradable y compatible con las plantas.

        Un equipo de investigación biológica en la Universidad de Bielefeld ha hecho un descubrimiento revolucionario que muestra que las plantas pueden extraer una fuente alternativa de energía de otras plantas. Este hallazgo también podría tener un impacto importante en el futuro de la bioenergía, finalmente, proporcionar la evidencia que demuestra que la gente saca energía de los demás, de la misma manera.
      Las flores necesitan agua y luz para crecer y la gente no son diferentes. Nuestros cuerpos físicos son como esponjas, absorbiendo el ambiente.Según las palabras de la sanadora Dr. Olivia Bader-Lee, “Esto explica exactamente el porqué hay ciertas personas que se sienten incómodas en grupos específicos donde predomina una determinada  mezcla de energía y emociones”,

      El campo energético que creamos a nuestro alrededor también es cambiante en cuanto a variables se refiere tales como el nivel de equilibrio y la intensidad y flexibilidad de las energías que pueden ser por ejemplo, activas y sueltas o inertes y bloqueadas. 
       Cuando tenemos una actitud equilibrada y nos sentimos fuertes y con confianza, nuestras energías son generalmente más estables y se expanden más. Cuando tenemos un temperamento irregular, éste afecta a nuestro patrón energético que, a su vez, se vuelve entrópico y puede que más débil.

      Dado que nuestro campo energético es abierto, flexible y “poroso”, si no tenemos un conocimiento y control de nuestras energías, estamos expuestos a la influencia de las energías de las personas y los ambientes que nos rodean. Por otro lado, a pesar de nuestro nivel de conocimiento, también nosotros afectamos, en grados distintos, los campos energéticos de las personas y los lugares que frecuentamos en nuestro día a día.

     Si la bioenergía es una fuerza neutral por y en sí misma, los pensamientos y sentimientos que derivan de factores como las intenciones y la ética, aplicados a las bioenergía por cada uno de nosotros, son los que determinan si su influencia energética sobre los demás es positiva o negativa.
      Sin lugar a dudas, aprender a ser consciente y evaluar la calidad de nuestras energías, controlarlas y realizar un autodiagnóstico y terapia cuando sea necesario es una capacidad inherente en todos nosotros. Con la práctica, también se encuentra a nuestro alcance la obtención de un nivel de maestría de nuestras bioenergías que nos permitirá incrementar nuestras percepciones extrasensoriales y crear un tipo de vibración de alta frecuencia en nuestros chakras que funcione como una defensa energética.



Encuentros con bioenergías que no son compatibles con las nuestras


       Cuando compartimos afinidades con los demás, en cuanto a nuestros pensamientos, sentimientos, intereses e intenciones se refiere, tenemos una afinidad energética. Como consecuencia, nos sentimos bien en su compañía incluso si nuestras afinidades en común son menos positivas. Sin embargo, cuando no hay un denominador común puede que nos sintamos cansados, irritables o incluso enfermos cerca de ciertas personas.

       Aquellas personas que no están habituadas a trabajar de forma consciente con sus bioenergías perciben su nivel de compatibilidad con las energías de los demás mediante simples reacciones tales como una desconfianza repentina o la sensación de reconocer a alguien que acaban de conocer. Otro ejemplo de una reacción inconsciente a las bioenergías de los demás es cuando asimilamos las emociones o las enfermedades físicas de alguien con quien estamos pasando algún tiempo y, de forma bastante literal, sentimos sea lo que fuere que sienta aquella persona, ya sea euforia, depresión, angustia, agitación o dolor físico.

       En cuanto a los lugares, llevan consigo las energías asociadas con y/ o generadas por las actividades que están teniendo lugar allí hoy, junto con aquellas que ya se produjeron allí a lo largo de la historia. Por ejemplo, a veces las personas se sienten a disgusto al visitar ciertos lugares turísticos, inconscientes de que esos fueron lugares de sacrificios humanos, guerras, matanzas o ejecuciones públicas, o al visitar escenarios donde se llevaron a cabo rituales y maleficios. La energía de dichos ambientes así como de los objetos que han permanecido allí a través del tiempo normalmente conservan “restos energéticos” del miedo y el sufrimiento que se experimentaron en ese lugar. Ello puede afectar a las personas con más sensibilidad energética.

       Del mismo modo, nos podemos imaginar cómo deben ser las energías de un matadero, una prisión o una cámara de tortura. Por otro lado, una zona salvaje virgen sería un lugar ideal para absorber energías.

         A menudo, las enfermedades sutiles que no presentan una causa aparente son el resultado de exactamente esos tipos de intrusiones energéticas que no son compatibles con nosotros, en nuestro propio campo energético a través de alguno de nuestros chakras. Las enfermedades que son producidas por este tipo de bioenergías desequilibradas se las conoce en el campo de la medicina como “enfermedades psicosomáticas”


Factores que pueden mejorar nuestro desempeño energético


      Afortunadamente, una falta de conocimiento de nuestras bioenergías (cómo afectan y son afectadas por las de los demás) es una condición que puede invertirse. Existen medidas que podemos adoptar con el fin de mejorar el nivel de control que tenemos sobre nuestras energías. El control energético puede mejorarse en gran medida con una práctica regular.

   Existen ejercicios útiles que podemos practicar para desarrollar nuestro control y sensibilidad con las bioenergías. Son los siguientes:


  Absorción de las energías: la acción de interiorizar las energías con el fin de realimentarnos.


   Exteriorización de las energías: la donación consciente de nuestras energías para mejorar la calidad energética del ambiente a nuestro alrededor y para asistir a aquellas personas que lo necesiten. 

    Estado Vibracional: la instalación de la máxima frecuencia vibracional de nuestras bioenergías que expande nuestra conciencia psíquica y promueve la limpieza y protección energética. El estado vibracional es la condición de la dinamización máxima y simultánea de los chakras, producida por la movilización consciente de nuestras energías subiéndolas y bajándolas por todo el cuerpo. 
      El uso controlado del estado vibracional tiene unas consecuencias importantes. Permite neutralizar las malas influencias y los asedios (con los que de forma consciente o inconsciente hemos entrado en contacto), y de este modo jugar un papel más activo y decisivo en nuestras vidas. Con ello, a su vez, se estimula la madurez personal y el crecimiento evolutivo.

      El estado vibracional es una técnica con la que actualmente se están beneficiando miles de personas. El mejor modo de comprobarlo es mediante la instalación del estado vibracional cuando nos hallemos en una situación un tanto delicada, como por ejemplo cuando tratamos con un cliente agresivo, cuando nos defendemos en medio de una discusión, cuando expresamos nuestra opinión en una reunión hostil o en cualquier otra situación en la que nos sintamos energéticamente amenazados.

     Debe destacarse el hecho de que cualquier persona tiene la capacidad de trabajar con este método y de forma consciente con las bioenergías. No es necesario tener una aptitud concreta o ser especialmente sensible.

       Otra técnica que fomenta el desarrollo del control energético es promover la coherencia de nuestros sentimientos y pensamientos. A pesar de la dificultad que la tarea conlleva, la práctica constante de las técnicas bioenergéticas ayuda en gran medida a establecer un nivel de equilibrio en nuestros cuerpos: físico, emocional y mental.
        La calidad de nuestros pensamientos e intenciones también juegan un papel crucial a la hora de determinar la calidad de nuestras energías. Por ejemplo, cuando nuestros pensamientos e intenciones son negativos el flujo de energías de algunos chakras puede estar bloqueado.

       Sin embargo, la fuerza de la propia voluntad es, por encima de todos, el factor más importante. Sin un grado de disciplina y esfuerzo personal sería muy difícil mejorar nuestro rendimiento energético con cualquiera de las técnicas anteriormente mencionadas. Es preciso recordar que el movimiento con las energías es muy real, no imaginario. Es decir, no es preciso ningún tipo de visualización para instalar un estado vibracional. 
          El secreto del éxito en este tipo de empresas es mantener un estado físico de relajación, impedir cualquier interferencia con el entorno exterior y centrarse de forma consciente en mover las bioenergías mediante el empleo de la propia voluntad.

     Los beneficios que se obtienen del control de las bioenergías son numerosos. Normalmente, las personas sienten un equilibrio y bienestar general, una disminución de los niveles de estrés, expansión de la lucidez sobre lo que está sucediendo a nuestro alrededor a cada momento así como una expansión de la autoconfianza. El control de las bioenergías constituye también un factor clave para conseguir experiencias conscientes fuera del cuerpo (o EFC/ viajes astrales).

REFERENCIA


1) Viera W., “Proyecciología,” Rio de Janeiro, Brazil (2002)


GLOSARIO


1) Bioenergía: chi, qi, prana, energía vital, energía chakral, energía sutil, energía personal
2) Campo bioenergético: aura, cuerpo energético, doble etéreo



Fuente: iacworld.org








5 comentarios:

  1. como puedo recargarme de bioenergia gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola. Vuestro artículo está relacionadísimo con los temas que trato en mi propio blog (web) y en mi obra con el mismo nombre: El puente de la atención. http://www.elpuentedelaatencion.com/biblioteca/el-puente-de-la-atencion-volumen-1

    ResponderEliminar
  3. Hola. Vuestro artículo está relacionadísimo con los temas que trato en mi propio blog (web) y en mi obra con el mismo nombre: El puente de la atención. http://www.elpuentedelaatencion.com/biblioteca/el-puente-de-la-atencion-volumen-1

    ResponderEliminar
  4. Hola. Vuestro artículo está relacionadísimo con los temas que trato en mi propio blog (web) y en mi obra con el mismo nombre: El puente de la atención. http://www.elpuentedelaatencion.com/biblioteca/el-puente-de-la-atencion-volumen-1

    ResponderEliminar
  5. la bioenergía se degarda o mengua en un ser humano, cuando un individuo hombre o mujer, emite sentimientos de culpa, de ansia, desconfianza, lujuria, la persona afectada generalmente, decae en su salud progresivamente, pierde su dinamia, se torna torpe, y deja que fluyan sus problemas, sin importarle las consecuentas. Cómo se carga las energías positivas? simple, se toman baños de agua fría en la ducha, en forma de chorro que caiga en el centro de cráneo (corona) se levanta en cuerpo en puntillas, se cierran los ojos, se extienen los brazo y se pone las palmas de las manos hacia arriba. por lo menos dos a tres minutos, esta actividad se repite. Sal en la campiña antes de la salida del sol, haz el mismo ejercicio, esta vez aspira la mayor parte de aire, detiene un rato luego suelta, repite esta accion

    ResponderEliminar